Calefacción

La energía solar térmica supone una importante fuente de energía ya que nos permite reducir considerablemente el mayor de los gastos energéticos en una casa, la calefacción.

El ahorro de energía y dinero es obvio, ya que por un lado la energía que nos aporta el sol es gratuita, y por otro, al trabajar con sistemas a baja temperatura (45 grados centígrados), siempre consumimos menos energía que utilizando sistemas convencionales de calefacción.

Por ejemplo, con la radiación existente en una región lluviosa y de abundante nubosidad como Galicia se puede llegar a ahorrar de media más de un 60% de energía

Los sistemas más utilizados para transferir el calor al ambiente utilizando baja temperatura son: